3 de septiembre de 2013

Clafoutis de Cerezas

Ya estamos en Septiembre y comenzamos a adaptarnos a los horarios y a las rutinas que en mi casa tendrán su momento cumbre el próximo jueves 12 en que comienza el curso escolar. Esta semana es la de preparativos y compras: Acabar de forrar libros, comprar una mochila nueva (la del curso anterior quedo inservible) lápices, colores, gomas de borrar que desaparecen por arte de birlibirloque y reaparecen en lugares insólitos... pero, que hi farem.... a mi me pasaba lo mismo y tampoco podía aprovechar casi nada de un curso a otro.

Pero sí que podemos aprovechar que aún queda alguna que otra cereza para preparar un rico clafoutis, sencillo de preparar y delicioso. Además de las cerezas admite otras frutas como albaricoques, melocotones o ciruelas y todas las que queráis probar. Así que no tenéis excusa.

Podéis encontrar en la red multitud de recetas y formas de prepararlo. Al ser un dulce tradicional francés, hay tantas recetas como casas. Yo es dejo la que preparo en casa y que ha quedado como definitiva después de varias pruebas. 



Ingredientes:

  • 500 gr. de cerezas
  • 4 huevos
  • 1 paquete de azúcar vainillado
  • 50 gr. de harina de reposteria
  • 50 gr. de Maizena
  • 100 gr. de azúcar moreno
  • 200 cl de leche
  • 200 cl de nata líquida
  • una pizca de sal




Preparación:

Precalentamos el horno a 180º.  Deshuesamos las cerezas. Engrasamos un molde con mantequilla.
Mezclamos la Maizena con la harina y la pizca de sal  y lo tamizamos sobre un cuenco. Añadimos el azúcar y los huevos batidos y mezclamos bien. Añadimos la nata y la leche y seguimos mezclando hasta obtener una crema.


Ponemos las cerezas en el molde que teníamos engrasado y echamos la mezcla por encima. Ponemos en el horno hasta que este cocido. Unos 30-40 minutos aproximadamente. Si vemos que se nos tuesta mucho y no ha cuajado lo cubrimos con papel de aluminio. Para saber si está bien cocido pinchamos con una brocheta o cuchillo y si sale seco es que esta cuajado.

Habitualmente se come templado pero a nosotros frío, de temperatura ambiente, no de nevera,  nos gusta más. Si sobra se puede guardar en la nevera pero sacarlo un rato antes de comer para que atempere.



Espero que os animéis y lo probéis, seguro que lo disfrutaréis.

Carpe Diem!

8 comentarios:

  1. Mmmmm... què bo! i quins colors tan macos.

    Petons,
    Anna

    ResponderEliminar

  2. Pilar; Un bon "clafoutis" per acabar, potser l'estiu i anar provant mentres forrem els llibres per el curs vinent...?
    Benvinguda de nou Pilar¡¡ :O) :O)

    ResponderEliminar

  3. Pilar; Un bon "clafoutis" per acabar, potser l'estiu i anar provant mentres forrem els llibres per el curs vinent...?
    Benvinguda de nou Pilar¡¡ :O) :O)

    ResponderEliminar
  4. Paciencia per la tornada, és com una marató però moments com el de aquest clafoutis ho compensen tot.
    Muacs

    ResponderEliminar
  5. Hola! Acabo de tornar de les vacances i passo a saludar, tinc molta feina atrassada amb els blogs :)
    Ja veig que tots estem tornant a la rutina, tu ho fas d'una manera molt dolça, je je je...

    ResponderEliminar
  6. No n' he fet mai cap.. i aquesta teva fa una pinta taan bona... El que fa mes mandra deu ser despinyolar les cireres...

    ResponderEliminar
  7. Hola Pilar!!!
    Cuesta un poco ponerse en marcha,pero con la ayuda de este clafoutis lo tenemos todo superado....que bo!
    Besets.

    ResponderEliminar

  8. Pilar; Un bon pastís de cireres, per começar la nova temporada, no queda gens malament.
    Salutacions Pilar¡¡ :O) :O)

    ResponderEliminar