30 de junio de 2010

Tallarinas en salsa de vino

Ya está aquí el verano y con el calor apetecen platos sencillos que no requieran de mucho tiempo en la cocina pero que resulten apetitosos. Estas tallarinas reunen todas las condiciones para que podamos disfrutar y si no nos pasamos con el pan, cosa que muchas veces es como una misión imposible, va estupendamente para la dieta. Aunque las fotografías han quedado tremendas y desmerecen, (y eso que en la cámara se veían estupendas) el plato merece la pena. Espero que los disfruteis.



Ingredientes:
  • 1/2 Kg. de tallarinas
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 vaso de vino blanco seco
  • Perejil

Preparación:

Lavar las tallarinas y dejarlas unos 10 minutos en remojo con agua y sal para que suelten la arena. Mientras, picar la cebolla y ponerla a dorar en una cazuela con un poco de aceite a fuego muy suave. Cuando la cebolla esté hecha añadir el ajo muy picado y rehogar dos minutos. Incorporamos el vino blanco y el perejil y dejamos reducir. Finalmente ponemos las tallarinas, tapamos y esperamos a que se abran. Servir recién hechas.

Si queremos una salsa más espesa podemos añadir un poco de maizena o harina diluidas en un poco de agua que echaremos justo cuando el vino haya reducido un poco y podamos espesar la salsa antes de añadir las tallarinas.

Carpe Diem!

21 de junio de 2010

Risotto de Verduras

Whole kitcken en su Propuesta Salada para el mes de junio nos invita a preparar todo un clásico de la comida tradicional italiana, un Risotto de Verduras.


Ingredientes:
  • 400 gr de arroz arbóreo
  • 1 y 1/2 l de caldo de pollo
  • 125 gr. de mantequilla
  • 2 cebollas picadas muy fina
  • 2 dientes de ajo muy picados
  • 150 gr. de zanahorias picadas.
  • 100 gr. de esparragos verdes
  • 100 gr. de judias verdes
  • 100 gr. de guisantes
  • 3 cucharadas de hierbas frescas (perejil, cebollino, albahaca, menta, ...) opcional ( yo no he puesto)
  • 150 ml. de vino blanco seco
  • 8o gr. de parmesano recién rallado
  • sal y pimienta negra recién molida.

Preparación:

Primero pondremos a calentar el caldo y lo mantendremos caliente sin que llegue a hervir. Mientras iremos picando las verduras y las dejaremos preparadas. Cuanto más pequeñas las piquemos más aroma nos dará al risotto.

Derretimos la mitad de la mantequilla en una cazuela y añadirmos los ajos y la cebolla. Dejamos hacer un poco y añadimos la zanahoria. Lo dejamos sofreir todo junto unos 5 minutos. Añadimos el arroz y lo salteamos 1 minuto. Vertemos el vino y dejamos reducir.

Añadimos el caldo poco a poco , removiendo con cuidado y esperando que el arroz beba casi todo el caldo antes de añadir más líquido. No debe hervir a borbotones ni dejar que se quede seco.

Pasados 5 minutos añadimos las judias verdes, los esparragos y los guisantes y dejamos que se vaya cocinando, añadiendo caldo cuando lo necesite, hasta que las verduras estén tiernas y el arroz cremoso pero "al dente".

Salpimentamos, incorporamos el resto de la mantequilla y las hierbas aromáticas (yo no puse) y removemos con cuidado. Añadimos el queso y removemos otra vez. Tapamos la cazuela y dejamos asentar el arroz un par de minutos.



Este es el primer reto de Whole Kitchen con el que he disfrutado enormemente y aprendido un montón de curiosidades relacionadas con el risotto. Ya estoy esperando impaciente el segundo y sobre todo, ver todos los deliciosos risottos que se habrán preparado en vuestras cocinas, cada no con su toque personal.

Carpe Diem!

13 de junio de 2010

Llagostins al Cava - Langostinos al Cava


Esta receta se hacía en mi casa en celebraciones importantes ya que los langostinos o gambas hace un tiempo no eran tan asequibles como ahora. Y no es que ahora vayan baratos pero siempre podemos contar con los congelados que para este plato resultan ideales. Es uno de los platos con más éxito de mi casa. Cuando quedamos con alguien para que venga a comer o cenar es uno de los más solicitados y como es muy sencillo y rápido de preparar va estupendamente.


Ingredientes:
  • Langostinos, los que se quiera por comensal. También pueden ser gambas.
  • 1 botella de cava brut nature.
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de harina
  • 50-75 gr. de almendras tostadas.
  • perejil
  • aceite y sal
Preparación:

Pelar las almendras y machacarlas en el mortero. Añadir los ajos y continuar haciendo la picada. Añadir la harina y desleirlo todo en un poco de cava.

Salar los langostinos y dorarlos un poco en una cazuela con aceite. Verter el cava encima de los langostinos hasta cubrirlos. Añadir la picada esparcida y remover suavemente para que se mezcle con el cava. Cocer durante 7 minutos. Dos minutos antes poner un poco de perejil picado. Servir enseguida.



La cantidad de almendras dependerá de los langostinos que hagáis. La cantidad de 50-75 gr. es para unas cuatro personas. Si queréis adelantar trabajo, los langostinos se pueden dorar un ratito antes y reservarlos tapados. Luego se calientan un minuto y se les hecha el cava y la picada.

Tened un buen pan a mano porque si los langostinos son deliciosos, la salsa es espectacular.

Con esta receta participo en el HEMC que este mes está dedicado a La Cocina de Mama y cuya anfitriona es Su del blog El horno de Su.

hemc #45 - la cocina de mama

Carpe Diem!

2 de junio de 2010

Costrada Griega


Comienzan los calores y con el las comidas y cenas con amigos y familia. Esta receta es muy resultona para ello ya que se prepara en un momento y la puedes dejar medio hecha hasta el horneado final. Si sobra, cosa que sólo sucederá si sois pocos a comerla, puede congelarse. En este caso la pega es que la masa ya no está tan crujiente aunque el sabor, os aseguro que es el mismo que si estuviera recién hecha.


Ingredientes:
  • 50 gr. de queso parmesano rallado
  • 200 gr. de queso feta troceado
  • 200 gr. de quesos variados rallados
  • 12 hojas de pasta filo
  • 100 gr. de mantequilla fundida
  • 200 gr. de leche
  • 200 gr. de nata líquida
  • 4 huevos
  • sal, pimienta y nuez moscada

Preparación:

Precalentar el horno a 180º.

Untar una bandeja de horno con mantequilla o aceite. Poner una hoja de papel de cocina y volver a untar con la mantequilla o el aceite. Superponer cuatro hojas de pasta filo todas untadas entre sí. Distribuir la mitad de los quesos sobre la pasta. Colocar cuatro hojas más sobre los quesos, al igual que antes, pinceladas entre sí con la mantequilla o el aceite. Poner encima el resto de la mezcla de quesos y sobre ella las tras 4 láminas también pinceladas.

Con un cuchillo que este bien afilado hacer cortes en la masa formando cuadrados.

Batir los huevos, añadir la leche, la nata, la sal la pimienta y la nuez moscada y mezclar. Volcar la mezcla sobre la pasta filo teniendo cuidado de que penetre por los cortes realizados. Meterla en el horno hasta que este dorada.

Retirar la bandeja del horno y dejar templar. Cortar por los cuadrados marcados.

Gracias Elisenda por esta estupenda receta.

Carpe Diem!